Blog de socialmediaparallevar

El spam es pecado, por Lohena Reverón

Cuando entro a mis redes sociales, quiero leer pausadamente, sobre todo si tengo rato sin revisarlas, me sucede en Twitter, Facebook e Instagram. Es decir, no quiero sentirme acosada, obligada a leer noticias viejas, problemas sentimentales, memes u otro contenido que no me alimentan, que “no tienen ningún contenido calórico”.

Para algunos “community mánager o social media manager” es más fácil hacer spam que diseñar una estrategia de las marcas que tienen a cargo, su ventaja es que el cliente no sabe el daño que hacen, los usuarios más fieles se hastían cuando ven su timelime minado de informaciones que ya conocen, porque las leyeron hace unos días, o peor, hace varias semanas.

El spam no es exclusivo del correo, ahora lo vemos en Whatsapp, Telegram e incluso mensajes de texto. Los peores son aquellos que envían “fake news” o publicidad mediante mensajes privados.

Twitter ha aplicado sanciones a aquellas cuentas que envían mensajes masivos cada hora, bombardeando a miles de seguidores, además de en efecto lograr visitas a sus portales, también logran colmar la paciencia de los usuarios, quienes acuden al unfollow, los más radicales optan por bloquear a esas cuentas invasivas, a veces me pueden contar en esos grupos.

Las prácticas de Spam a través de las redes sociales son cada vez más comunes, según los expertos. Twitter reportó en 2010 que 1,5% de todos sus tuits fueron mensajes fraudulentos, mientras que Facebook asegura que al menos 4% de sus contenidos compartidos por spammers. Ambas redes sociales han lanzado advertencias a sus seguidores al respecto, y han ampliado sus equipos destinados a combatir estas “campañas”.

José Facchin, especialista en Marketing de Contenidos, señala que “la falta de profesionalidad de algunas marcas o empresas, dañó al e-mail marketing y hoy está haciendo lo propio con el social media”. En su blog dedicado expone que hace muchos años en la mayoría de las empresas, al hablar de marketing online se hacía referencia casi de forma automática y exclusiva al e-mail marketing (aunque el término evoque y signifique mucho más que solo esto).

En la actualidad se envían 264.000.000.000 de correos spam al día.

Tipos de spam

Según el portal Tecnología Fácil, actualmente existen múltiples tipos de spam, y como mencionamos los spammers los utilizan de acuerdo al escenario en donde quieren actuar. A partir de este punto los conoceremos, ya que sabiendo cómo identificarlos, podremos combatirlos con más precisión.

Spam por correo electrónico: Más conocido como “correo no deseado” o “correo basura”, es el tipo de spam más extendido y con el cual seguramente hemos tenido alguna clase de inconveniente. La característica principal de este tipo de spam es la promoción de toda clase de productos difíciles de publicitar por otro medio, como píldoras, webs de casinos, dietas y similares.

Spam en las redes sociales: Utilizado principalmente por usuarios de redes sociales como Facebook para desprestigiar, insultar o darle rienda suelta a su agresividad. También es usado con fines comerciales y para esparcir malware y otras amenazas.

Spam en juegos en línea: Este tipo de spam se aprovecha de los mensajes y discusiones que suelen crearse entre los jugadores, generalmente con el objetivo de promocionar otros juegos o mods del juego que se está ejecutando.

Spam por mensajería instantánea: Este tipo de spam se envía por mensajería instantánea, para lo cual los spammers se valen de listas de correos que obtienen de otras maneras.

SPAM: La palabra se dio a conocer durante la Segunda Guerra Mundial, cuando los familiares de los soldados les enviaban comida enlatada; entre las que se encontraba una carne enlatada llamada spam, que en los Estados Unidos es muy común. El término comenzó a usarse en la informática años más tarde al popularizarse, gracias a un chiste de 1970 en la serie de televisión Monty Python's Flying Circus, en el que se incluía spam en todos los platos.

Social Media, Lohena Reverón, Marketing Digital, Redes Sociales, 

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: